Esther Benitez

Traductora profesional, con una extensa lista de versiones del francés y del italiano en su haber, Premio Fray Luis de León por la versión de “Nuestros antepasados” de Italo Calvino, y Premio Nacional de Traducción a la obra de toda una vida, Esther Benítez no sólo concitó el respeto de sus compañeros y el reconocimiento público del mundo de la cultura, sino que la dimensión y calidad de su obra llevó a Italia y a Francia a ver en ella una notable embajadora y por ello la honraron. Descanse en paz.

Al año de iniciada esta edición ilustrada de el Decamerón, la traductora del texto italiano de Boccaccio, Esther Benítez (1937-2001), fallecía en Madrid tras una vida entregada a la renovación del concepto mismo de la traducción en España. No vamos a enumerar aquí los merecidos premios que consiguió con su trabajo, pero sí citar, con resumen de todos ellos, el Premio Nacional de Traducción a la obra de toda una vida; y también explicar el sentido de su dedicación a la tarea, que no era otro que renovar el lenguaje de las grandes obras clásicas, y llevar al autor hasta las manos del lector de hoy en la lengua de hoy; es lo que hizo con Boccaccio, autor en el que comenzó a trabajar en 1971, con una selección del Decamerón, y que concluyó con la versión completa publicada por Alianza Editorial en dos volúmenes de 1987; y es lo que hizo también con otros muchos clásicos y contemporáneos, desde Maquiavelo y Manzoni hasta Pier Paolo Pasolini, Alberto Savinio, Leonardo Sciascia, Dino Duzzatti, Alberto Moravia, Italo Calvino, etc. y franceses como Guy de Maupassant y Émile Zola.

“Su forma y método de traducción garantiza al lector, por una lado, un seguimiento fiel del texto del autor, todo lo fiel que pueda ser un trasvase de lenguas; sin quitarle ni ponerle, sin traducir mediante paráfrasis que amplíen el texto con la disculpa de embellecer el resultado, y lo único que consiguen es que el autor se nos escape entre tantos añadidos y apoyaturas del traductor; por otro, la escritura de un español puntual, preciso, exacto, sin innecesarios vuelos, sin rebuscamiento de términos que, traicionando al autor, parecen elevar la categoría del lenguaje, cuando lo que hacen es lo contrario: la sencillez de la primera lectura y el rechazo del rebuscamiento lingüístico hacen que el castellano de Esther Benítez vaya directamente al lector, con su frescura y su viveza.”

Mauro Armiño
Escritor y traductor.

Obras disponibles en nuestro Fondo:

Desarrollado por 2.0 Diseño