José Tomás

Vicente Arnás

José Tomás, nace en Galapagar, 1975. Matador de toros, una de las grandes figuras de la tauromaquia durante los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI.

Es sobrino-nieto del ganadero Victorino Martín. Debutó de luces en febrero de 1991, con picadores en junio de 1993 y se presentó en Madrid como novillero en 1995. Tomó la alternativa en México el 10 de diciembre de ese mismo año, de manos de Jorge Gutiérrez y con Manolo Mejía como testigo, con un toro de Xajai; la confirmó en Madrid en mayo de 1996, de manos de José Ortega Cano y con Jesulín de Ubrique como testigo.

José Tomás lanzó su carrera en México, donde se formó para llegar a España con un espléndido rodaje como novillero. Ya como matador, los más importantes cosos de su país, como las Monumentales de las Ventas y de Barcelona, se rindieron a su arte. Este se caracterizó siempre por una valentía cercana al desprecio del riesgo, unas excepcionales cualidades para el toreo al natural, gran habilidad con la espada y por su capacidad para rendir al máximo en las plazas y ante las ganaderías más difíciles. Especialmente brillante es su toreo con la mano izquierda, situándose muy cruzado con el toro y ejecutando la suerte con gran pureza, lo que le costó varias cornadas graves y, a la vez, le consagró como uno de los mejores toreros de las últimas generaciones junto a Enrique Ponce y Joselito.

Su llegada a las grandes ferias supuso casi una revolución en el escalafón taurino y, probablemente, la apertura de una nueva época en el mundo de los toros. En septiembre de 2002, anunció su retirada temporal de los ruedos; regresó a los mismos, el 17 de junio de 2007, de forma triunfal, cortando tres orejas a su lote y abriendo la Puerta Grande de la Monumental de Barcelona.

Obra disponible en nuestro fondo

Desarrollado por 2.0 Diseño