Su solicitud ha sido enviada. Tendrá una respuesta lo antes posible.

CERVANTES, EL SOLDADO QUE NOS ENSEÑO A HABLAR.

Texto: María Teresa León

Ilustraciones: José Luis Fariñas

Prólogo: Almudena Grandes

Edición original limitada a 1.500 ejemplares venales (libro encuadernado en seda de alta calidad estampada).

Primer Premio 2007 del Ministerio de Cultura al Libro Mejor Editado en la modalidad de Bibliofilia.

DESCRIPCIÓN

Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar es un poema en prosa escrito por María Teresa León -mujer de la generación del 27, esposa de Alberti-, ilustrado por el artista cubano José Luis Fariñas.

Encontramos en este texto las múltiples aventuras y desventuras de un hombre que extrajo de sus propias vivencias, su sensibilidad, talento y cultura no sólo la obra fundamental de nuestra literatura, sino que nos dejó el profuso legado de su escritura.

El espíritu de este fluido texto late en cada página, adueñándose de nuestro tiempo y de nuestra voluntad. Resulta muy cómplice la presencia del amor, la riqueza del punto de vista y  la inteligencia de esta narración. Una narración que nos conduce a otras épocas y nos concede la gracia de ser, por ese breve espacio de tiempo, coetáneos de Cervantes.

Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar de Liber Ediciones nos permite además gozar de las potencialidades de la ficción en un discurso que asume los recursos del ensayo y de la poesía para la estructura de la biografía.

Las poderosas y oníricas imágenes de José Luis Fariñas imaginan a un Cervantes casi fusionado con su criatura don Quijote, pleno de humanidad y belleza.

“El libro es objeto, en sí mismo, contenedor de la más alta expresión de lo humano y herramienta de progreso” – César Antonio Molina, ministro de Cultura, en la entrega a Liber Ediciones del Primer y Segundo Premio Nacional al Libro Mejor Editado en la modalidad de bibliofilia, Barcelona, octubre de 2007.

CERVANTES Y MARÍA TERESA LEÓN

Almudena Grandes habla en su prólogo de la relación entre María Teresa León y Miguel de Cervantes: “El autor de Don Quijote siempre había sido uno de sus escritores favoritos. Por eso, con la confianza con la que tratamos a los buenos amigos, la gente que nos quiere y a la que queremos, ella se lo inventa, lo convierte en su propio personaje, lo recrea a imagen y semejanza de su enorme corazón. Esto es lo que ofrece al lector en Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar, mucho más que una biografía convencional, el previsible relato de una vida conocida que se apoya en datos concretos, exactos y bien documentados...   Este es el hallazgo de un libro especial”.

CERVANTES Y JOSÉ LUIS FARIÑAS

Si María Teresa León recrea a su Cervantes más próximo José Luis Fariñas, en palabras de Grandes “prolonga la libertad de María Teresa al imaginar a Miguel como un Alonso Quijano armado de pluma, viejo y derrotado, cargado de amargura y sin ganas de batallar, como antes lo había pintado en versos León Felipe. Un Cervantes Quijote, que se nutre de la gloria del personaje que él mismo ha creado en una interpretación delicada y sugerente que se instala en el clima de los sueños”.

Y Mauro Armiño en la presentación en la Biblioteca Nacional dijo:

“Permítanme ahora presentarles a José Luis Fariñas, pintor cubano que se ha encargado de poner imágenes al libro de María Teresa León; y, al mismo tiempo, pone imágenes a nuestra idea del Quijote, que, como idea, permanece en el mundo de la abstracción; tenemos ya muchas representaciones, desde los franceses del siglo XIX a Picasso. La de José Luis Fariñas estriba en interpretar la figura con un realismo fabuloso; nada tiene que ver el minucioso detallismo de su trabajo con la realidad; sí con el sueño; y con la tradición pictórica: en sus dibujos asoma el mundo de Brueghel o del Bosco, o recuerda a un Mantenga, o el Caballero de la Muerte de Holbein o de Durero; pero el recuerdo es vago, más para inscribirse en una tradición que para utilizar modelos.

Y en la minuciosidad de ese falso realismo surgen figuras oníricas, pequeños trasgos que acechan vigilantes, o esos monstruos que, como en Goya, nacen de un cerebro en ebullición. Por las esquinas de los dibujos aparecen, germinando, figuras que lo mismo podrían ser súcubos que íncubos, en definitiva, las excrecencias de nuestro cerebro cuando sueña. Que este apunte sea la bienvenida a José Luis Fariñas entre nosotros, por su talento pictórico y su capacidad para elucubrar por debajo de las alfombras o de las esteras de esparto que la realidad nos pone.”

UNA OBRA QUE NO DEBE FALTAR EN LAS BIBLIOTECAS MÁS SELECTAS

PRESENTACIÓN DE LA OBRA EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

Ponentes:

CARACTERÍSTICAS DE LA OBRA

  • Texto de María Teresa León; ilustraciones de José Luis Fariñas y ensayo de Almudena Grandes.
  • Cada ejemplar contiene 216 páginas que incluyen 83 dibujos litográficos monocromo más 12 estampas a todo color.
  • Papel especial blanco natural de 190 g.
  • Formato 34 x 25 cm.
  • Tirada mundial limitada a sólo 1.500 ejemplares.
  • Lujosa encuadernación en tapa dura acolchada, con lomo redondo y forrada de seda de alta calidad estampada a cuatro tintas. Contenido en un lujoso estuche, guarda libro, de tela estampada en oro.

GALERÍA DE ILUSTRACIONES

Ver pdf con más información

Solicite información sin compromiso


Desarrollado por 2.0 Diseño