Su solicitud ha sido enviada. Tendrá una respuesta lo antes posible.

El Decamerón. Octava Jornada

El Decamerón, Jornada VIII - © Liber Ediciones Alta Bibliofilia. Edición original con grabados únicos de Celedonio Perellón

El Decamerón, octava jornada, contiene 10 aguafuertes realizados con dos planchas. Se incluye un aguafuerte para cada una de las novelas. Los dibujos entre el texto han sido realizados a línea y reproducidos con manchas de lápiz litográfico.

En el prólogo: “El Grabador Celedonio Perellón, la imagen como emoción del alma”, se dice que “La expresión es necesaria en el hombre, pero sin duda es un absoluto en el artista. Por ello, literatura y figura han compuesto una simbiosis de eterna permanencia en la Historia de las Imágenes”. Como afirmara Camilo José Cela,  “Celedonio Perellón es cautivadoramente perfecto, peligrosa y dulce y cruelmente perfecto; de él pudiera decirse, si no fuera confundidora la comparación, que en su corazón habita aquel miedo que Huxley sentía por el artista que se pasa al bando de los ángeles. Pero, digámoslo cuanto antes: su luminosa perfección, más tiene de demoníaca que de angélica y menos de fatal que de deliberada, ya que el primer error que pudiera cometerse ante un cuadro suyo sería el querer emparentarlo con alguien. Celedonio Perellón no tiene parientes artísticos ni en los museos ni en la vida porque su pintura es la vida misma zambullida en una hierática y también emocionada aura de poesía, y esto sólo puede decirse de uno entre mil pintores”.

CARACTERÍSTICA DE LA OBRA

  • Ilustraciones de Celedonio Perellón con epílogo del Profesor y Catedrático Jesús María González de Zárate.
  • Serie de 10 estampas calcográficas exentas firmadas por el artista y Maestro grabador.
  • Técnica de grabado: aguafuerte realizado con dos planchas.
  • Dimensiones de la mancha del aguafuerte: 155 x 245 mm.
  • Dibujos entre el texto realizados con lápiz litográfico.
  • Papel Super Alfa de 250 g para el texto y grabados en formato 375 x 278 mm.
  • Encuadenación en lujosa caja de piel y carpeta-guarda de papel de algodón de 320 g para proteger los grabados.
  • Edición limitada a sólo 199 ejemplares numerados en arábigo más 62 numerados en romanos que duplican el número de grabados, destinados a los miembros del Club Liber de Bibliofilia.

https://youtu.be/ugdlQ4MibZY

GALERÍA DE ILUSTRACIONES

ARGUMENTO

Bajo el gobierno de Lauretta, se razona sobre las burlas que continuamente hace la mujer al hombre o el hombre a la mujer o los hombres se hacen entre sí.

El Decamerón, Jornada VIII - © Liber Ediciones

Una amante llena de celos, Lauretta, preside los relatos en esta octava jornada donde ahora se tratan burlas de mujeres y hombres, e incluso de hombres entre sí, como el episodio en que un marido concierta con otro hombre el precio por yacer con su mujer; la viuda que deja en la calle y rodeado de nieve, una noche de invierno, a un amador no correspondido, en verano verá cómo el enamorado le devuelve la mala pasada, dejándola desnuda y expuesta a las moscas, los tábanos y el sol en lo alto de una torre y en plena canícula. Hay también episodios con cierta semejanza al intercambio de parejas entre matrimonios, aunque aquí sea la venganza y el acuerdo de los agraviados el motor de la acción; motor que también ponen en movimiento los engaños entre amigos íntimos o el castigo de una muchacha que roba con habilidad a un mercader; este se las ingeniará para recobrar lo robado.

  • Novela primera Gulfardo recibe dineros prestados de Guasparruolo, tras haber concertado con la mujer de éste acostarse juntos si le entrega una cantidad; y luego, en presencia de ella, dice a Guasparruolo que se los dio ella, y ella dice que es verdad.
  • Novela segunda El cura de Varlungo se acuesta con doña Belcolor, dejándole en prenda un tabardo; después le pide un mortero y, cuando se lo devuelve, le manada pedir el tabardo dejado en prenda: la buena mujer se lo devuelve con unas palabras de doble sentido.
  • Novela tercera Calandrino, Bruno, y Buffalmacco bajan por el Mugnone buscando el heliotropo y Calandrino cree haberlo encontrado; vuelve a casa cargado de piedras, su mujer le regaña y él, enojado, le pega y cuenta a sus compañeros lo que éstos saben mejor que él.
  • Novela cuarta El arcipreste de Fiésole ama a una viuda; no es amado y, creyendo acostarse con el ella, se acuesta con una criada suya, y los hermanos de la señora hacen que su obispo lo descubra.
  • Novela quinta Tres jóvenes le bajan los calzones a un juez de las Mrcas en Florencia, mientras administraba justicia en el tribunal.
  • Novela sexta Bruno y Buffalmacco le roban un cerdo a Calandrino; Hacen que pruebe a encontrarlo con grageas de jengibre y con garnacha, y a él le dan dos, una tras otras, de las de perro preparadas con acíbar, y parece que lo ha robado él mismo; le hacen pagar la talla, si no quiere que se lo cuenten a su mujer.
  • Novela séptima Un escolar ama a una viuda, la cual, enamorada de otro, le hace pasar una noche de invierno esperando bajo la nieve; a la cual él después, con un consejo, la hace estar a mediados de julio todo un día desnuda sobre una torre, expuesta a moscas, a los tábanos y al sol.
  • Novela octava Dos amigos tienen mucho trato y no se acuesta con la mujer del otro; cuando éste lo advierte, hace que su mujer lo encierre en un arcón sobre el cual, mientras está dentro, se acuesta él con la mujer del otro.
  • Novela novena Bruno y Buffalmacco hace que maese Simone, médico, vaya de noche a cierto lugar, para entrar en una compañía que anda en corso, y es arrojado por Buffalmacco a una fosa de inmundicias y dejado allí.
  • Novela décima Una siciliana despoja con maestría a un mercader de los que ha llevado a Palermo; él, fingiendo haber regresado con mucha más mercancía que antes, le pide dineros prestados y le deja agua y estopa.

Solicite información sin compromiso


Desarrollado por 2.0 Diseño