Inicio » Blog » Decamerón de LIBER Ediciones: la edición más ilustrada de la historia

Decamerón de LIBER Ediciones: la edición más ilustrada de la historia

5229

Compendio del “Estudio: Imágenes contemporáneas del Decameron en España: comicidad, sensualidad y erotismo.” María Hernández Esteban (Universidad Complutense de Madrid)

Son muy diversificados los proyectos que se han ido elaborando en estos primeros años del nuevo siglo, donde las editoriales atienden a la demanda de libros de mucha envergadura con gran despliegue de medios. Aludiré sólo, como ejemplo destacado, a otro tipo de proyecto editorial, en formato lujoso, dirigido a estudiosos y expertos y también a bibliófilos, sin excluir la idea de libro como inversión. Son proyectos elaborados sobre modelos franceses.

La edición de LIBER EDICIONES podría ser el primer proyecto de edición ilustrada íntegra y con el texto completo del Decameron en nuestra lengua, sirviéndose de la fiel y bien resuelta versión de Esther Benítez, sin notas, respetada en su totalidad, salvo en las rúbricas más extensas que ella misma condensó en tres líneas. He tenido oportunidad de ver los diez volúmenes en el domicilio del artista CELEDONIO PERELLÓN, que señaló su biblioteca de libros de arte como principal fuente de inspiración para su trabajo de documentación en detalles de arquitectura, vestuario, etc.; a él y al director editorial, Juan Izquierdo, les agradezco su ayuda para poder tener una visión rápida y global de la obra.

Ambos, artista y editor, han confeccionado un ambicioso y cuidado proyecto; cada carpeta contiene una jornada, en rama, y la tenaz colaboración del veterano y renombrado grabador ha consistido en centenares de aportaciones gráficas, con muy diversos procedimientos de grabado, que cambian, en cada jornada, tanto de técnica como de estilo artístico, con soluciones que, desde una ambientación plenamente medieval como la ofrecida en la Jornada II, se pasa a rasgos que recuerdan a Chagall, o a Picasso. Esta diversificación por la historia de la pintura es un gran acierto e innovación añadidos a la edición, con el fin de transmitir la inmensidad de sensaciones que encierra el universo decameroniano. Este recorrido histórico, con gran despliegue de  imaginación y voluntad comunicativa, es un elemento enriquecedor añadido, de alto alcance.

En la “Nota a la Jornada Segunda” Mario Antolín Paz destaca la maestría de Perellón en las distintas técnicas de estampación, el protagonismo determinante de la figura femenina en su obra, y cómo “su interés por el sexo adquiere caracteres de juego y alegría, de afirmación de libertad, y de complacencia de saberse vivo”.

Mauro Armiño, en sus páginas al final de la X Jornada enumera las diferentes técnicas empleadas en cada Jornada: aguafuertes con aguatinta a la manera negra, dibujos en líneas negras con técnica de aguafuerte al azúcar, viñetas en granate y negro, dibujos a lápiz con sanguinas, ilustraciones con fondo de color, xilografías, ilustraciones coloreadas a lápiz, serigrafías con hasta dieciocho colores, viñetas a plumilla, además de doce estampas en aguafuerte, unificadas con un enfoque muy personal, a toda página, sueltas en el interior de cada cuento, uno para cada relato, uno para la Introducción y otro para la Conclusión. Y elogia el trabajo “titánico” de la editorial en relación con el artista: “casi podría hablarse de un mecenazgo a la antigua, a lo renacentista”.

Estimulantes resultan las “Palabras de Luis Alberto de Cuenca” dirigidas al lector, con su sensibilidad y saber, al final de la VI Jornada. El estudioso de la obra de Boccaccio, y también el lector interesado, podría echar de menos, en esta parte del paratexto explicativo y de apoyo a la comprensión del libro, un estudio crítico, sintético pero valorativo de su ideología y de su significado global en materia social, ética y literaria.

En ese estudio se habría podido señalar, por ejemplo, la buena sintonía del artista con el autor en lo relativo a la trascendencia capital que la presencia femenina tiene en el libro, que la sensibilidad del artista ha captado y ha reflejado de una forma muy personal; con ello, de alguna forma Perellón ratifica la sistemática reivindicación que Boccaccio hace de los derechos sociales, familiares e individuales de la mujer como persona, una propuesta muy novedosa para su época.

La presentación editorial del texto

Como ya he señalado, en la versión de Esther Benítez se traduce todo el libro completo, marco y cuentos: Proemio, Introducciones y Conclusiones a las jornadas (con las baladas), y la Conclusión del autor. El hecho de dividir el libro por jornadas, de alguna forma, recupera para el lector no experto la conciencia de que, de acuerdo con el título, el libro no son cien cuentos sino diez jornadas. Es un logro añadido que, en una edición no para el estudio, como ésta, el texto conserve toda su integridad, tras siglos de mutilaciones, desorden y arbitraria presentación.

El artista ha plasmado las imágenes esenciales que aluden al marco: la ciudad de Florencia, la peste, los jóvenes reunidos, y la llegada final a la ciudad, donde también aparece el autor. Hay que valorar las capitulares ilustradas por el artista, en cada portadilla, en cada título, en cada inicio de cuento; las capitulares,aquí tienen un valor sólo ornamental, abren el cuento con un motivo pictórico concreto que suele repetirse en el colofón final, y así se enmarca, también gráficamente, el cuento. Las imágenes de las principales secuencias elegidas por Perellón del desarrollo de los hechos, leídos con cuidado, sensibilidad e intuición se van ubicando sabiamente por la maqueta (el formato del libro es de 37 x 27 cm., y 23 x 16 de caja). La documentación sobre la arquitectura medieval es relevante; El aguafuerte añadido que sintetiza visualmente los momentos decisivos de la trama, sus personajes, algunos motivos importantes del mismo, con una técnica unificada en todos ellos, resulta uno de los mejores logros de la aportación más personal del artista, de mayor dificultad técnica y de mayor belleza.

Comenta la entrada

*
*
*

Desarrollado por 2.0 Diseño