Inicio » Blog » Exposición itinerante de Natalio Bayo

Exposición itinerante de Natalio Bayo

3574

Durante este año 2014 y organizada por la Diputación provincial de Zaragoza, la obra de Natalio Bayo está recorriendo diferentes localidades aragonesas dentro del ciclo itinerante ‘La provincia en clave de arte’.

La muestra ‘Natalio Bayo. Obra sobre papel‘ contien una selección de obras originales realizadas por el pintor aragonés a lo largo de su amplia trayectoria artística. La exposición permite descubrir cómo Bayo ha sabido simultanear el ejercicio de la pintura, la ilustración, el grabado y las ediciones de bibliografía ya que en ella se pueden contemplar grabados, acuarelas y “collages”, así como la serie “San Jorge, la doncella y el dragón”.

Esta exposición de Natalio Bayo (Épila-Zaragoza, 1945), uno de los más ilustres y contrastados valores de la pintura aragonesa, muestra una cuidadosa selección de veinticinco obras realizadas en diferentes etapas de su amplia trayectoria. A través de su mirada, descubrimos cómo el artista ha sabido simultanear, con extensa entrega y notables resultados, el ejercicio de la pintura, la ilustración, el grabado y las ediciones de bibliofilia, como pone de manifiesto esta exposición en la que se han reunido trabajos de los últimos veinte años centrados en las técnicas del grabado, el collage y la acuarela.

Natalio Bayo ha trabajado incansablemente las principales técnicas del grabado, y como su mentor y paisano Francisco de Goya, es un maestro de la técnica del aguafuerte. En palabras del propio Bayo “Goya me condicionó mucho, sobre todo en el dibujo y el grabado; Rembrandt, la punta de plata. Pero Goya… Goya es torrencial”.

A lo largo de cuatro décadas, desde 1971, la producción de estampas en el conjunto de su obra artística ha sido constante pero es a partir de 1991 cuando se produce un rotundo “crescendo”. Fruto de esta progresiva aceleración son Homenaje a Caravaggio de 1993, Domadores de Unicornios de 1995 y Labradores de Mejanas de 1998, obras en las que introdujo el uso de la plancha de cobre, metal en el que la mordida del ácido permite obtener una mejor definición de la línea y que manifiesta su infatigable búsqueda de la máxima calidad.

Es este grabado calcográfico, el de la tradición grabadora moderna a partir de Durero y de Rembrandt, el que más interesa a nuestro artista, tanto por sus procedimientos como por sus posibilidades expresivas. Muchas de las series de grabados de Natalio Bayo se encuadran en proyectos editoriales, iniciando la primera serie de estampas (Canción para atenazar a una paloma de 1976) con un escritor tan emblemático de la cultura aragonesa como fue José Antonio Labordeta.

Un breve repaso por la nómina de autores de libros ilustrados con estampas aporta también un claro referente sobre hacia donde apuntan las preferencias y las afinidades espirituales de nuestro artista. La serie de estampas se cierra en la actualidad con los nueve grabados, algunos a sangre, presentes en la exposición pertenecientes a su último proyecto editorial San Jordi-San Jorge de Liber Ediciones, Pamplona, en 2013 que acompañan a los textos de las Actas de San Jorge Mártir y la Leyenda Dorada de Jacobo de la Vorágine, así como al estudio del investigador italiano Stefano Maria Cingolani titulado San Jorge, un santo legendario.

Continuamos el recorrido por su rica producción artística en la que ha de incluirse su extensa actividad en las vertientes del diseño gráfico, la ilustración y, lo que ahora nos ocupa, la pintura y el dibujo. “Estos dibujos representan mi mundo personal. Son seres imaginativos, atemporales. Es un misterio… No me guío por tendencias ni modas. Pinto lo que me gusta”. Es esa actitud serena del pintor, que prefiere el trabajo bien hecho aunque pueda no estar de moda, la que va construyendo su propio lenguaje personal.

Ver también: Carmen | Breve imaginario vital |Biografía de Natalio Bayo

Comenta la entrada

*
*
*

Desarrollado por 2.0 Diseño