Inicio » Blog » Numeroso público en la exposición de LIBER en Baluarte

Numeroso público en la exposición de LIBER en Baluarte

5262

La editorial navarra LIBER Ediciones, expone estos días en Baluarte sus libros ilustrados: auténticas obras de arte

Este fin de semana se conmemoraba de manera especial, los 400 años de la muerte de dos de los más ilustres escritores de todos los tiempos. Durante estos días Cervantes y Shakespeare, son los protagonistas de numerosos actos culturales en todo el mundo. Y Pamplona, se une también a estas celebraciones con diferentes eventos, entre los que figura la exposición que LIBER Ediciones promueve en el Palacio de Congresos de Baluarte.

La exposición recoge una selección de grabados y dos de sus libros del fondo editorial: Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar (Primer Premio del Ministerio de Cultura al libro mejora editado en la modalidad de bibliofilia) y Romeo y Julieta.

La editorial navarra lleva desde 1989 publicando obras; libros que, por lo especial de su elaboración y composición, se denominan libros ilustrados, libros de artista o libros de bibliofilia.

Que la bibliofilia pertenece al arte de la contemplación es algo que a principios del siglo XIX comprendieron algunos editores franceses, aprovechando la ebullición de las vanguardias artísticas. Suele olvidarse que los grandes nombres de esa etapa –Picasso, Braque, Rouault, Cocteau, etc. por citar caminos pictóricos diversos–, además de consagrarse al lienzo, también destinaron una parte de sus esfuerzos a la vieja tradición del libro ilustrado.

Esos editores, enamorados de una faceta del arte que tenía una larga tradición histórica, revitalizaron el libro como campo de experimentación o traslado de logros conseguidos sobre el lienzo. Hay que reconocer a Francia como la pionera de este campo, por recoger una herencia que, nacida en el Renacimiento y el Barroco –la ingente labor de grandes pintores –Durero, Rembrandt–, llega hasta las puertas del siglo XIX –Goya en España, por ejemplo–. Y siguiendo a Francia, otros países como Italia, Gran Bretaña y Alemania no tardaron en sumarse a la bibliofilia. No ocurrió lo mismo en España: en las primeras décadas del XX hubo excelentes dibujantes y excelentes editores, pero de poesía, en ediciones esmeradas como las que dirigió el poeta Manuel Altolaguirre, pero sólo con algunas viñetas por toda ilustración.

En las décadas siguientes tampoco las circunstancias fueron propicias; pero a partir de los años sesenta empiezan a surgir editores enamorados de este trabajo, pocos, pero insistentes, firmes en su sueño de unir España a la bibliofilia Europea. En ese clima va gestándose la creación de LIBER Ediciones. Ahí nace una vocación, una pasión por el libro bien hecho y bien ilustrado.

Algunos además, lo consideran un instrumento alternativo de inversión con un mercado internacional que, a pesar de su discreción, ocupa el tercer puesto en la cifra de negocio de las grandes casas de subastas internacionales tras la pintura y la escultura.

Los libros que presenta LIBER Ediciones, son ediciones limitadas, que incluye obra gráfica original, elaborados con materiales nobles y mediante un proceso de realización de manera artesanal que intenta recuperar las antiguas técnicas del grabado y la ilustración. Son además, una ventana abierta a artistas actuales para que expresen su visión del mundo, su interpretación de los clásicos, como una aportación particular a las obras cumbres de la literatura y a los personajes relevantes de la historia.

En el caso de Cervantes, el soldado que nos enseñó a hablar, el maravilloso texto de María Teresa León (de la generación del 27), en el que narra la biografía del célebre escritor, se acompaña de las ilustraciones del conocido artista cubano José Luis Fariñas, en la que muestra un Cervantes nunca tan cercano. La ilustración del Romeo y Julieta ha corrido a cargo de otro pintor y grabador de reconocido prestigio, el aragonés Natalio Bayo.

José Luis Fariñas, en palabras de Almudena Grandes “prolonga la libertad de María Teresa al imaginar a Miguel como un Alonso Quijano armado de pluma, viejo y derrotado, cargado de amargura y sin ganas de batallar, como antes lo había pintado en versos León Felipe. Un Cervantes Quijote, que se nutre de la gloria del personaje que él mismo ha creado en una interpretación delicada y sugerente que se instala en el clima de los sueños”.

Natalio Bayo se ha encargado de las ilustraciones de Romeo y Julieta con el mismo  realismo no exento de poesía que ya ha puesto en otros libros de Liber Ediciones: Carmen de Prosper Mérimée, o San Jorge, un santo legendario. Ese realismo de interpretación histórica y ese surrealismo onírico pueden apreciarse en sus ilustraciones para este Romeo y Julieta, donde al lado de los dibujos litográficos que acompañan al texto (figuras, espacios, paisajes urbanos) la explosión de color de grabados y litografías describen un mundo de voluptuosidad que cuadra perfectamente con el Renacimiento italiano que nos ha trasladado la cultura pictórica. La coloración de los rostros, de las túnicas o velos de alguno de los personajes tiene algo de vértigo, de ensoñación visionaria de una realidad envuelta en fantasía o adornada de enramadas o flores más soñadas que físicas.

Sin duda, dos obras de arte que merecen ser disfrutadas.

Comenta la entrada

*
*
*

Desarrollado por 2.0 Diseño